Necesitamos vacaciones

Miedo, angustia, depresión o ansiedad, todos o algunos de esos padecimientos llegaron para instalarse en mi vida. La medida de  seguridad primeramente fue: no salir de casa, quédate en casa, recitaban los slogans en radio y televisión. Después de dos años se han establecido  nuevas normalidades según la evolución de contagios y muertes por el COVID.  Después de un año de trabajar en casa regresé  a la oficina con cierto temor mientras extremaba las  medidas de prevención. La confianza iba ganando terreno poco a poco. Las noticias no dejaban de dar cuenta de nuevas olas de  contagios y más muertes. 

Mi esposa fue la primera que se animó a viajar con sus amistades. La vida sigue, me decía y hay que vivirla. Estábamos  ganando más confianza. Viajar con precauciones resultó  ser saludable emocionalmente. Las reuniones con amistades y familia  se iban dando con más frecuencia. Algunos de ellos ya se habían contagiado y afortunadamente lograron sobrevivir. Mientras, por otro lado, igual familia y amistades han partido. 

La vida sigue y mirando lo positivo de esta situación es que aprendí a practicar la meditación y el yoga para controlar el estrés y la ansiedad, la gratitud se tornó en algo prioritario para tenerlo presente en cada momento y me di cuenta de qué es lo más valioso que poseemos:  nuestra familia y el cuidado de nuestra salud.

 Hace una semana, mi esposa y yo  viajamos a Punta de Mita en Nayarit en compañía de una hermana de mi esposa y su marido. Nos merecíamos estas vacaciones, realmente fue reconfortante, saludable y nos lo  merecíamos de verdad. La playa y el mar son formidables, las albercas estaban perfectas para disfrutar de la paz y tranquilidad de varios días soleados que en ocasiones se nublaban  por el huracán Grace que merodeaba por el país. Llovía por las noches. 

Es normal tener miedo a lo desconocido, a lo que no podemos controlar, pero la vida sigue y lo mejor es vivirla aprendiendo a controlar nuestros miedos, pero hay qué estar atento para nuevos aprendizajes.

Punta Mita es una aldea pesquera en el Pacífico en la Riviera de Nayarit. 

Puedes dejar tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.